A la Alcaldesa de Madrid

Publicado 21/06/2015

Estimada Manuela Carmena:

Carta a Manuela Carmena, Alcaldesa de Madrid. AnversoCarta a Manuela Carmena, Alcaldesa de Madrid. Anverso

El colectivo Memoria y Libertad quiere felicitarle por el éxito obtenido en las Elecciones Municipales y hacerle llegar la enhorabuena en nombre de los varios centenares de familiares de víctimas del franquismo y amistades que lo integran.
La filosofía y principios que ha transmitido la nueva corporación municipal nos anima además a retomar con optimismo e ilusión nuestras peticiones, ya tristemente históricas, al Ayuntamiento de Madrid.


Los familiares de víctimas del franquismo en Madrid, al igual que diversas organizaciones vinculadas a la memoria, hemos venido reclamando al Ayuntamiento la adecuación del entorno de la tapia del Cementerio del Este, rebautizado en la dictadura como “Nuestra Señora de la Almudena”, donde nos consta hasta la fecha que fueron fusiladas en los primeros años de la dictadura franquista 2.686 personas de toda edad y condición vinculadas con la II República y defensoras de su legalidad democrática.

Carta a Manuela Carmena, Alcaldesa de Madrid. ReversoCarta a Manuela Carmena, Alcaldesa de Madrid. Reverso
Allí acabaron con la vida de nuestros familiares tras farsas de juicios militares sumarísimos, desapareciendo posteriormente la mayoría de sus restos en traslados, osarios y crematorios, según la versión del que fuera Director de Cementerios de Madrid Gabino Abanades. Hasta la fecha, no se nos ha facilitado documentación clarificadora al respecto ni la posibilidad de acceder a los archivos de la necrópolis donde se custodia.


En 2008, ante la repetida actitud del Ayuntamiento negando y obstaculizando los trámites para erigir allí un monumento con el nombre de nuestros familiares, registramos en la Plaza de la Villa una carta dirigida al que entonces era su alcalde, Alberto Ruiz Gallardón, que se adjunta, respaldada por miles de firmas de familiares y amigos, solicitando la adecuación de ese lugar como espacio de memoria familiar y colectiva. No recibimos respuesta alguna.
En el tiempo transcurrido han sido numerosas las ciudades y pueblos que se han mostrado sensibles con las víctimas y, sobre todo con sus familiares más directos, supervivientes en su mayoría de edades muy avanzadas, creando espacios de memoria con nombres y apellidos en los lugares de ejecución, además de museos especializados de la represión franquista y diversos reconocimientos institucionales. En Madrid, aún sigue pendiente esta deuda.


Memoria y Libertad queda, por tanto, a su disposición para asesorar y colaborar en el desarrollo de las propuestas memorialistas del Ayuntamiento de Madrid, si bien, de manera más directa, en lo referente a los fusilamientos del Cementerio del Este, donde nuestras propuestas prioritarias como colectivo de familiares son:


1. Adecuación del entorno colindante con la tapia que aún queda en pie del Cementerio del Este de Madrid (rebautizado como Nuestra Señora de la Almudena) donde se produjeron los fusilamientos para convertir este lugar de memoria en un espacio digno para el recuerdo, el reconocimiento y la recuperación y enseñanza de la historia.
Al margen del diseño que pudiera decidirse en esta actuación, sería fundamental plasmar en él todos los nombres conocidos de las personas allí fusiladas, 2.686 hasta la fecha, así como la instalación de un centro, paneles u otros recursos de difusión para la interpretación de la represión franquista en el Madrid de la posguerra.

2. Catalogación y disposición para consultas familiares y de investigación de la documentación obrante al respecto en los Archivos del Cementerio de La Almudena.

3. Celebración de un acto de homenaje y reconocimiento público del Ayuntamiento de Madrid a las víctimas de la represión franquista.
En este sentido, le dirigimos esta carta en la confianza de poder hacer visible entre todas y todos la dignidad y ejemplo de quienes defendieron Madrid y la legalidad republicana ante el fascismo, y que sea posible rendirles el homenaje que se merecen. Cada día que transcurre deja sin cumplir los mínimos sueños de quienes llevan esperando toda una vida la recompensa mínima del sentido común y del respeto a los derechos humanos.
En Madrid, a 19 de junio de 2015